Desde luego la mejor decisión ; ponerme en sus manos y a mi hija también. Es una gran profesional nada hace si ella no está completamente convencida, está el tiempo que se necesite y siempre con una dulzura increíble. Mi tratamiento corporal unos resultados buenísimos y mi hija, un tratamiento de acné espectacular, sin pastillas, no solo tiene controlado los brotes si no que la piel tiene una hidratación y tersura como la que tenía de bebé. ¡No dudéis poneros en sus manos!